Querida mamá, desde que vivo en Andalucía…


Bandera_de_AndaluciaTengo miedo, lo siento por irme de casa sin decíos nada pero es que tenía que hacerlo, tenía que conocer Andalucía, porque aquí todo es diferente, aquí no hace falta tener modales para ser educado, aquí basta con un abrazo. Aquí no se cuentan las cosas que te han pasado sin ese aire de película, aquí se exagera, aquí mucho es una pechá, para que nos entendamos.

No critico a los madrileños, catalanes, gallegos, vascos… pero cuando ellos critican este acento es por envidia a su arte. Esta comunidad consta de pureza, de cariño, de compadreo, de risas… aquí el agua es cerveza, las lágrimas son sal, los malos momentos se olvidan en dos semanas, porque son así. Esto no está lejos de nuestro arte, esta un “viaje lejo“, aquí a las madres se les llama por “” y al padre ““, aquí el pesado es un jartible, y el gracioso un cachondo. Aquí es todo distinto mamá, aquí a los camareros o como nosotros llamamos “Barman” se les llama “jefe” o “caballero“, aquí la gente es muy distinta, tiene ese aire tan del sur y los niños no juegan a fútbol sino al “furbo“, si les digo que son catetos no se enfadan mamá, se ríen y se cachondean de mí, ups! se me está pegando el acento.

casa-salvaPues eso mamá llevo ya unos 7 meses aquí, y resulta que vine a estudiar, y aquí me ves, en un puto bar llenándome el estómago de sus aguas, su querida Cruzcampo, si esa que sale el gordo en la etiqueta. Mis amigos dicen que eso no tiene alcohol, que tiene gloria, pero no les entiendo, lo único es que me pongo muy rojo con dos, aunque ellos dicen que estoy “colorao“… Las mujeres de aquí son otro rollo mamá, su figura y sus curvas, o como se dice aquí sus “casha” o una expresión muy extraña como la de “shico empujón te daba caniha” y es que no entiendo nada pero me lo paso muy bien.

Por eso quiero que sepas, que me deje en pá iya, questo es la polla y que tustá un viaje lejo y no viaí paná, y la pechá de andá te la pega tu ompare, tu ya mentiende, quer dinero que ma dao me lo gastao con esta ente bebiendo por las noche con las tía… esto no está chulo, está un viaje guapo y ere una jartible y yo, lo siento mucho má, soy un cachondo y me siento andalú.

Post inspirado en el anuncio de Cruzcampo ‘Hecha de Andalucía’, el mismo que os dejo aquí:

Anuncios

Lunes, lunes, lunes…


Cansado de los domingos de resaca con estudios, las tardes de lluvia encerradas en casa, las mantas calientes que buscamos por los cajones, el sofá congelado, los cristales empañados, cansado de esas mañanas que madrugar, esos agobios por exámenes, ese segundo en el que pasa la persona que deseas caminando por los pasillos de colegio, ese recuerdo muerto de las fiestas del verano pasado, ese apagón del móvil para concentrarte, la separación de tus amigos por unos libros, cansado de la rutina.
Suena el despertador, son las siete de la mañana, buena hora para nada, la cara con cicatrices de la almohada, los ojos pegados, las sábanas por los suelos, tu ropa esperándote en el atril, tu autoestima por los suelos, tu poco apetito para desayunar y preguntándote qué haces despierto sin aún no salió el sol. Sólo ha pasado media hora y aún sigo en la cama, mientras mi madre a grito limpio te sacude de la cama, no hay ganas, hoy no es el día, ¿quién te puse el maldito nombre de Lunes? ¿qué quieres de mí?… Ropa puesta, leche bajando por el esófago, pelo repeinado, dientes limpios, todo perfecto, mochila preparada, libros con las esquina dobladas, y zapatos puesto, todo perfecto excepto esta maldita hora y este jodido día.
Tu madre pregunta, mejor no contestar, ya sabes que soy así cuando me levanto, me lavo la cara por segunda vez y las ojeras siguen pegadas bajo mis ojos, mirada caída y desganado me dispongo a entrar en el coche. La misma gente, la misma acción cada mañana, el mismo atasco en la misma rotonda, no ha cambiado nada, ni siquiera mi forma de ser. Llegas tarde pero te la suda, la puerta cerrada, momento de falsificar en la agenda, el mismo conserje que te dice en tono gracioso que no sonó el despertador, puto hipócrita, acaso ¿no duermes? ¿cómo puedes tener esa puta sonrisa a esta hora? creo que será la única sonrisa que veré hasta tercera hora por lo menos…
Hoy el día está nublado, todo calmado, en la clase ni una mosca vuela, ronquidos del mismo drogadicto de tu clase, no hay caras nuevas, mis ojos se cierran poco a poco y mi compañera se ríe de mí, hoy efectivamente no es mi día.
Suena el timbre, cambio de clase, momento para descansar, pero fallo, el fatiga del siguiente profesor está ya en la puerta esperando, jodido cabrón, ¿no meas? ¿no bebes agua? ¿eres una especie de humano del futuro? y se sienta. Repeinado, olor a su barata colonia por todo el aula, chaquetón de plumas, y gafas cristalinas deslumbrantes y encima yo en primera fila pidiendo un paraguas a gritos porque el maldito calvo está lanzando sobre mi cabeza ráfagas de salivas sólo al hablar.
Miremos el reloj, y sólo pasa una hora, en efectivo los lunes son los días más largos del año, y queda demasiado para el viernes, me quedo embobado mirando la pared y me llama la atención con la gratuita y calcada expresión de: “Qué te quedas mirando las busarañas”, jaja que gracioso el tonto de turno que no cambia de repertorio de chistes malos desde primero de la ESO, no me jodas. Pero queda mucho para que se repita, así que sonrisa falsa y sigamos la clase.

¿Por qué somos tan falsos? Un profesor suelta una broma y parece que tenemos al puto Dani Rovira en la pizarra, los pelotas de la ‘profe’ desmelenados por el pupitre y con los ojos fuera de sí, extasiados, ¿os drogáis? ¿fumáis yerba? porque no le veo la gracia, bueno sí me río de la iluminación que provoca el sol en su calva y me deslumbra, eso sí que es bueno, puto calvo. Pues recreo, se acerca el momento, en breves estará mi madre en casa con el mismo puchero de los lunes, el mismo episodio repetido cada lunes al año, las mismas ganas de que acabe ya. Somos esclavos del lunes y de la rutina, la misma puta de siempre que no quiere acostarse contigo.

¡Moderación, por favor!


1_alcoholEl consumo de alcohol entre los jóvenes y menores de edad cada vez es más frecuente. Ya no hay temor por el qué dirán nuestros padres ni por los problemas de salud que nos puede acarrear el consumo de dicha sustancia.

Los jóvenes cada vez tienen más libertad y menos miedo. Los horarios de recogida han desaparecido en algunas casas y es triste ver a niños de 15 años a las tantas de la madrugada vagabundeando por las calles en un estado soberbio de ebriedad.

Sin embargo, hay diferentes tipos de bebidas alcohólicas y una de ellas es la cerveza, o también conocida como nuestra rubia. Me considero un apasionado de su sabor, su tacto, su frescor y su aroma, junto con el vino es una de las más sanas dentro del grupo de bebidas  alcohólicas. Y es que, sinceramente, no hay nada como una tarde al sol con los amigos acompañada de una cerveza bien fresquita… ¡Y encima en Andalucía! Oh, la tierra santa del buen clima y el mar…

Ahora se acerca el buen tiempo y seguido de varias fiestas por eso os recomiendo el consumo moderado y sobre todo pasarlo en grande, y si no consumes alcohol pues me levanto de la mesa, muestro mis respetos y te aplaudo. Yo intentaré beber con moderación pero aún no me la han presentado, debe de ser una gran persona.

A continuación os dejaré el enlace de la página en la cual me he inspirado para realizar este post.  Aqui en La Crónica de Sevilla tenéis la noticia completa sobre el consumo de alcohol en los jóvenes.

Atrapados


Hoy en día, todos hemos cambiado. Las redes sociales se han apoderado de nuestro diminuto cerebro, de nuestra personalidad y de nuestras relaciones personales. Ya se quedaron en el baúl de los recuerdos las cartas por correo, las postales a domicilio, las llamadas a casa… Ahora es distinto, las cartas de amor se mandan por mensajes privados, las felicitaciones por menciones, las llamadas de atención por favoritos, los piropos por retweets…

Las redes sociales actualmente son el medio de comunicación más utilizado en el mundo, tanto Twitter como Facebook, y llega hasta tal punto que nos aleja poco a poco de nuestros seres más cercanos. Por ejemplo, ese silencio que se interpone en una conversación para revisar las notificaciones en tu nuevo móvil de última generación que hasta te lava la ropa, se ha convertido en uno de nuestros gestos preferidos, o ¿qué me decís de esas parejas que veis sentadas en un banco mirando sus móviles cual posesos en celo? Maldita tecnología, culpable de separaciones matrimoniales incluso más que el dinero. Móviles cargados de batería por el diablo.

Ya no existen los diarios, ahora se llama Twitter. Ya no existen los álbumes de fotos si no es en Facebook, ahora los pensamientos se llaman “Tweets” y los piropos “Me gusta”. Estamos jodidamente encerrados en esta red. Nos levantamos con el móvil en lugar del peluche. Hemos cambiado por un trasto del demonio, pero en el fondo nos gusta.

Bienvenidos, herejes


Esta es una entrada muy breve para daros la bienvenida a mi nuevo blog WordPress. En esta fantástica página web os comentaré mi opinión sobre temas de actualidad relacionados con redes sociales, deportes, vídeos, imágenes destacadas…

Pronto empezaré a poner esto en marcha y no olvides subscribirte o seguirme para no perderte detalle alguno de todo lo que publique.

Saludos, genios.