La vida sigue


Vivimos demasiado atareados, demasiado preocupados por el qué será y nos olvidamos del ahora. Somos máquina guiadas por una mente inteligente que nos maneja a su merced ¿o sigues creyendo que somos libres?

No somos nadie, solo personas. Esquivamos sentimientos por miedo, por miedo al qué pasará. El amor no existe, solo es una palabra. El amor es acostumbrarse a estar con una persona, luego pasan los días y nos damos cuenta de que no era para tanto. No quiero infravalorar los buenos momentos vividos, pero estábamos cegado. La vida sigue. No pensemos que todo acaba, pensemos que es el comienzo de una nueva etapa. No nos encerremos y salgamos a comernos el mundo.

El mayor enemigo del ser humano es el recuerdo, ¿acaso sirve para algo? No quiero seguir en el mismo rebaño de conformistas y pasivos. Hoy es uno de esos días en los que pienso tomar el control de mi vida, alejarme de los recuerdos y ser quien soy. Porque nadie merece tus lágrimas, y quien las merece nunca te hará llorar.

Los mejores placeres de la vida son los más perecederos, y soñamos con llegar a un cielo donde todo será eterno. Tenemos miedo de ir al infierno y convertirnos en un alma inerte, pero ¿y si ya vivimos en el infierno? ¿nadie lo ha pensado? Vivimos rodeados de corruptos, infieles, drogadictos, violadores y un sinfín de tipos en este infinito catálogo. ¿Quién dijo que esto era la vida? Habrá paisajes preciosos pero siempre existe el energúmeno que los ensucia, habrá mujeres preciosas pero siempre existe el mal nacido que las maltrata…

Y, para rematar, siempre que nos acostumbramos a estar con alguien desaparece. Así por las buenas, sin avisar. No quiero ponerme filosófico y tampoco joder su día, lo único que quiero es invitarles a disfrutar lo que nos queda aquí porque, al fin y al cabo, solo somos personas.

 

Anuncios