El truco es amar lo que hagas


A veces en la vida, escoger el camino más fácil no es la mejor opción. A lo largo de nuestro paso por la Tierra se nos enfrentan miles de problemas y conflictos con los que debemos combatir. Luchar por tus sueños, dejar todo atrás solo por el mero hecho de ser feliz con lo que haces. Puede que la vida así sea más difícil, pero merece la pena arriesgar e intentar conseguirlo.

Esta es la historia de David Sainz, el joven guionista y director de la webserie más importante de España: Malviviendo. Sin dejar atrás otras de sus obras como la serie Flaman, emitida por Canal Sur, ni su reciente largometraje Obra 67.

Con tan solo 19 años, el joven canarioviajó a la Península Ibérica por un acto de rebeldía, sin ninguna intención de estudiar cine, y no sabía lo que le esperaba.

David se apuntó a un curso para desempleados de realización, lugar donde se conocieron entre sí los 4 actores principales de la serie Malviviendo. Al terminar el curso, no lograron encontrar trabajo, también debido a la escasez de expeDavid-Saínzrie
ncia en sus currículos. “Una tarde entre amigos y copas, salió la idea de crear ‘algo’ para demostrar de lo que éramos capaces” cuenta el cineasta isleño.
La mala situación económica no les permitía ni comprar DVD’s para grabar sus pinitos en el mundo del cine y difundirlos a empresas, así que entre todos decidieron grabar un capítulo piloto, incluyendo el enlace en el currículum para que las empresas que lo recibieran pudieran acceder a él de una manera rápida y, para ellos, gratuita. Sin embargo, nadie les llamó.

Al cabo de unas semanas, se quedaron atónitos ante el éxito que estaba teniendo en la red, gracias a amigos y familiares que pasaban el capítulo a manos de otros, y así sucesivamente.

“Con esto tuvimos que replantearnos varias cosas, así que decidimos hacer el segundo capítulo sin apenas saber si podríamos realizar el tercero”. Así nació la webserie Malviviendo.

Poco a poco comenzaron a ello, sin apenas tiempo, ya que en aquel entonces trabajaban temporalmente descargando camiones, haciendo inventario… El público fue el que les ayudaría a pegar ese empujón que les faltaba. “Desde el primer momento en que llegamos, tuvimos una gran acogida por parte de los internautas y el número de fans de la serie subía considerablemente. Ni imaginábamos que la serie iba a convertirse en lo que actualmente es”.

En 2009, a raíz del éxito que cosechaba Malviviendo a través de internet, fundaron la empresa Diffferentque poco a poco fue introduciendo a nuevos integrantes como Javi Lería, conocido como ‘El Rata’ en dicha serie, o Teresa Segura, actual pareja de David, que también aparece en la obra. A partir de ahí no han parado de trabajar en varios proyectos publicitarios, videoclips y más series.

Recibiendo también algunas críticas por el contenido que transmitía como drogas, prostitución… El número de comentarios positivos formaba una opinión mayoritaria aplastante. A base de sacrificio y varias horas de trabajo, poco a poco, Malviviendo ha ido creciendo hasta tal punto que ya son más de 222.000 subscriptores en Youtube, cerca de 146.000 fans en Facebook y rozando la cifra de 100.000 seguidores en Twitter. Había merecido la pena.

Tras cinco largos años trabajando en la obra maestra que les dio a conocer, Malviviendo llega a su fin. “Nos da pena, Malviviendo nos ha dado todo lo que somos y es la época más bonita de nuestra vida. Los fans de las series, en general, saben que estirar una obra sin ser necesario puede hacer que pierda su sentido”, afirma el guionista y director de dicha creación, que a priori no cree que vuelva a retomarla nunca.

Actualmente, el nombre de David Sainz forma parte de la lista de los grandes directores y guionistas de España, algo que le ha proporcionado fama y sobre todo una gran oportunidad.

Una de las mejores productoras del cine español, como lo es La Zanfoña que ha llevado a cabo películas como 7 vírgenes, Grupo 7… se ha fijado en estos jóvenes. De la mano de Gervasio Iglesias, productor de La Zanfoña Producciones, ha salido la idea de realizar un largometraje con David Sainz. “Malviviendo apenas nos deja tiempo para pensar en otra cosa, así que también por ello hemos decidido finalizar esta etapa para dar un paso más, y estamos muy emocionados por esta oportunidad”.

En cuanto Malviviendo acabe, David Sainz tiene en mente comenzar con el guión de esta película para poder arrancar con el rodaje sobre el verano de 2015. El canario espera que el film llegue a las salas de cine en el 2016. “Es un proceso muy complicado y requiere mucho trabajo” comenta.

Será un thriller, arropado por el humor negro que caracteriza al joven cineasta, ambientado en una España dentro de unos 10 años que a causa de la situación actual de crisis, se muestra al país como un lugar desolado y maltratado por las guerras y la pobreza. Valiente desde que vino al mundo, David Sainz es un ejemplo para todos los jóvenes, no solo de su gremio, sino también los emprendedores que buscan convertir sus sueños en realidad aunque el dinero no se lo permita.IRYh9y4P

“Hay que tener paciencia y trabajar muy duro, la clave es ser constante, creer en ti y amar tu oficio”.

 ¿Por qué con
formarse con el camino más corto? ¿Por qué buscar lo fácil y lo rápido? Los obstáculos existen para evitarlos, las barreras para saltarlas y los sueños para cumplirlos. Así es David Sainz, el joven que dejó una vida atrás para hacer lo que ama.

ANTONIO BERNAL RUIZ

Anuncios

¿Por qué somos tan éticamente correctos?


La pregunta que siempre nos deja sin respuesta es el ‘por qué‘. La pregunta que siempre olvidamos responder, que evitamos e ignoramos.

No existe un ‘por qué’ para todas las cosas, las cosas son cosas porque sí, no hay más. Cada uno elige lo que quiere hacer porque sí, vivimos en un mundo egoísta porque no queremos cambiar. Pensamos en el bien y el mal, pero ¿qué más da? si me siento de puta madre haciendo lo que quiero. Retos, sueños, metas que se quedan atrás si nos preguntamos el por qué. Mentiras, engaños, traiciones pero no conseguimos encontrar la respuesta a esta maldita pregunta.

Si tengo novia tengo que comportarme bien, si practico un deporte tengo que cuidarme, si quiero llegar a ser alguien en la vida tengo que estudiar o trabajar… pero ¿por qué? ¿Acaso nos obligan? ¿Acaso vivimos en un mundo tan injusto y cruel en el que somos marionetas sin voz ni voto?

Estamos desahuciados, 9748. Cuando queremos disfrutar o hacer algo que soñamos, nos paramos a pensar si es ético o no. Al cuerno la ética… Si se supone que somos seres racionales ¿por qué tenemos que vivir en la rutina de los tópicos buscando el por qué de las cosas? Vivamos nuestra vida y no la que tienen planeada para nosotros.

Somos títeres de lo que nosotros mismos hemos creado, marionetas controladas por lo éticamente correcto, muñecos de feria esperando recibir el disparo que nos libere…

No me imagino ni quiero una vida éticamente correcta, una vida prototipo pendiente del qué dirán, un proyecto creado por basura para convertirnos en ella. Quiero una vida que me haga feliz, una vida libre, plena… salir a bailar sin vergüenza, cantar, saltar, jugar, reír cuando me apetezca, hablar con quien quiera, pensar por mí mismo, llorar cuando sea necesario, conocerme, descubrir gente, vivir… Sólo quiero vivir, vivir sin buscar el por qué, vivir sin que nadie me juzgue o me obligue a hacer cosas que no deseo, vivir porque sí.

Hacemos lo mismo


Fin de exámenes, el silencio del estudio se disfraza de prostituta y nos incita a salir. Las mismas caras, la misma gente, la misma marca de alcohol en tu botella, el mismo amigo que mete la pata… El deseo de que llegue el verano nos inunda la mente y cuando llegamos seguimos teniendo quejas.

Último examen con cara de voy a comerme el mundo, escribes la primera frase mientras piensas en la borrachera que vas a pillar con los tuyos. Sales del aula y el aire que respiras es más puro que el de hace 2 horas, el día está nublado pero siempre hace un día perfecto para ser libre, incluso las mujeres te parecen más guapas.

Suena divertido y es la mejor sensación en este momento del año, pero si lo piensas llevas haciéndolo toda tu vida, una puta espiral que nos va encerrando poco a poco en forma de noches y vasos por beber. ‘Este verano será inolvidable’ es la frase más usada por todos los estudiantes aunque al fin y al cabo todos hagamos lo mismo de siempre.

Estudiamos para aprender y a la primera de cambio pillamos una botella y olvidamos un curso completo en una noche… bendito aprendizaje.

Hemos cambiado todos, las personas maduran y algunos creen ser más de lo que son. El típico gafas con el que solías divertirte a base de todo tipo de aberraciones y mofas despojando su dignidad se ha convertido en un maromo de MHYV, la típica gorda que todos odiaban se ha convertido en una belleza capaz de ponerte palote con un solo gesto, el típico chulito de clase al que todos respetaban se ha convertido en un calzonazos arrastrándose por una chica que no vale ni un paquete de patatas…

Hacemos lo mismo, pero lo mismo sigue cambiando sin darte cuenta.

 

Objetos de pasión


Ay mujeres, mujeres, mujeres… objetos de placer y amor, motivos de enfrentamiento, el capricho en persona, el problema de la mayoría, la causa de llantos y risas, mujeres, mujeres… y tan bellas que sois. Ir pensando en tus problemas y aparecer una mujer paseando… bella escultura te pulía en mi habitación, qué bien estarías en mi cama… mujeres, mujeres… Dicen que somos unos guarros, dicen que no sabemos tratarlas, y lo decís vosotras que pedís por esa boca como bebés y nosotros os lo damos…

Dicen que las agobiamos si somos cariñosos, que somos malos si pasamos de ellas, que somos empalagosos por darle besos o decirles “te quiero”, que somos penosos si soltamos alguna gracia, que somos sosos si pasamos el día serio… ¿qué queréis mujeres? ¿cuál es el tipo o prototipo de máquina protectora, fornida y perfecta a la que vosotras llamáis “hombre perfecto”? ¿quién es perfecto?… Las películas acabaron, los actores también se tiran pedos, dicen tonterías… Pobres, ilusas mujeres que buscan que piden y piden, y damos, y seguimos dando hasta que nos dejan secos…

Respeto a los homosexuales ya que cada uno es libre de elegir, pero ¡Ay Dios mío! es imposible no aceptar ni apreciar la sutileza y belleza de tal ser humano.

La figura de la mujer es la perfección natural del ser humano, bella como ella misma, y porque nos gusten mucho, ¿ya nos llamáis guarros? Si os amamos, os regalamos tiempo, sonrisas y buenos momentos…

Preciosas mías, no busquen hombres de películas, hombres fornidos en motos con chaquetas de cuero, con brazos como cabeza de niño malito, no lo busquen, no existen. Ningún hombre es perfecto, lo sabéis, pero ustedes por más que pidáis y pidáis, nos dejéis por los suelos, nos humilléis, nos critiquéis… sois perfectas.

Vosotras, mis mujeres, el capricho de todos los hombres.

Espectadores del Analfabetismo


Vivimos en una sociedad que da asco. No vengo a hablar de política, ni de muchos temas que ya nos traen por la calle de la amargura… Tan sólo vengo a comentarles mi punto de vista sobre lo que hoy se llama ‘televisión‘.

La televisión es uno de los inventos más importantes del siglo XX, sirve para informarnos, para darnos opinión sobre temas en debate, para entretenernos… Pero este artefacto se ha convertido en un cubo de basura donde las mentes menos alimentadas son las que triunfan.

En el mundo donde vivimos faltan valores, honradez y sacrificio

He venido a hablarles sobre los ‘programas‘ de televisión que me provocan náuseas, que me crean picores e incluso me ponen de mal humor; He venido a gritar mi punto de vista al estar cansado de cambiar de canal y encontrarme con la misma mierda que nos lava el cerebro.

Empecemos por una casa en la que habitan 12 individuos cuyo premio se le es otorgado al más hipócrita, retrasado y payaso que no rechista en dejar su dignidad por los suelos delante de un país. Dais asco.

Me piden que respete los gustos, pero esto sobrepasa mis límites y fronteras. Yo respeto lo que se gana con sacrificio, lucha y constancia, respeto el trabajo, el arte de hacer reír y llorar con palabras, y no con faltas de vocabulario; respeto los tipos de música desde el Jazz, el Rap y el Funk hasta la Clásica, el Pop e incluso el Reggaeton, pero jamás me pidáis respeto por algo que está en lucha con mis valores.

Borrachos, enfermos neuróticos y mentes desequilibradas son la clase de personas que domina nuestra guía televisiva. No tengo hijos, pero si los tuviera jamás dejaría que le troceen el cerebro una serie de individuos exdrogadictos y maleantes que se dedican a insultar y a cometer errores de nuestro habla en plena antena… Preferiría que mis hijos vieran porno antes que semejante atrocidad capaz de devorarle las neuronas.

Así defino el tipo de sociedad en la que vivimos, y sí, la culpa es vuestra. Es vuestra por ser espectador de la mayor crisis del país, espectadores del analfabetismo. Vivimos en una sociedad poderosa al mismo tiempo pobre de inteligencia. La televisión apagada está más bonita.

Si no, podemos seguir con el nuevo show que se dedica a pagar dinero a unos individuos problemáticos que se dedican a ir de fiesta en fiesta a base de alcohol, con una actitud prostituida y unos valores podridos. Lucha constante de mi cerebro ante tal grosería, náuseas al ver que somos nosotros mismos quienes alimentamos dicha barbaridad.

Corren tiempos de crisis, pero no nos hemos parado a pensar que la mayor crisis de todas y la más importante es la ausencia de inteligencia… y España no es que sea el alumno diez de la clase.

A veces me paro a verlo para ver quién es el más inútil o analfabeto de todos pero eso ya es perder tiempo, mi tiempo… Tiempo que uso para el sacrificio, para luchar con constancia por mis sueños, tiempo que uso para formarme como mejor persona y hacer de mí una persona inteligente de provecho, porque, queridos amigos, no hay más pobreza que la ausencia de inteligencia.

Querida mamá, desde que vivo en Andalucía…


Bandera_de_AndaluciaTengo miedo, lo siento por irme de casa sin decíos nada pero es que tenía que hacerlo, tenía que conocer Andalucía, porque aquí todo es diferente, aquí no hace falta tener modales para ser educado, aquí basta con un abrazo. Aquí no se cuentan las cosas que te han pasado sin ese aire de película, aquí se exagera, aquí mucho es una pechá, para que nos entendamos.

No critico a los madrileños, catalanes, gallegos, vascos… pero cuando ellos critican este acento es por envidia a su arte. Esta comunidad consta de pureza, de cariño, de compadreo, de risas… aquí el agua es cerveza, las lágrimas son sal, los malos momentos se olvidan en dos semanas, porque son así. Esto no está lejos de nuestro arte, esta un “viaje lejo“, aquí a las madres se les llama por “” y al padre ““, aquí el pesado es un jartible, y el gracioso un cachondo. Aquí es todo distinto mamá, aquí a los camareros o como nosotros llamamos “Barman” se les llama “jefe” o “caballero“, aquí la gente es muy distinta, tiene ese aire tan del sur y los niños no juegan a fútbol sino al “furbo“, si les digo que son catetos no se enfadan mamá, se ríen y se cachondean de mí, ups! se me está pegando el acento.

casa-salvaPues eso mamá llevo ya unos 7 meses aquí, y resulta que vine a estudiar, y aquí me ves, en un puto bar llenándome el estómago de sus aguas, su querida Cruzcampo, si esa que sale el gordo en la etiqueta. Mis amigos dicen que eso no tiene alcohol, que tiene gloria, pero no les entiendo, lo único es que me pongo muy rojo con dos, aunque ellos dicen que estoy “colorao“… Las mujeres de aquí son otro rollo mamá, su figura y sus curvas, o como se dice aquí sus “casha” o una expresión muy extraña como la de “shico empujón te daba caniha” y es que no entiendo nada pero me lo paso muy bien.

Por eso quiero que sepas, que me deje en pá iya, questo es la polla y que tustá un viaje lejo y no viaí paná, y la pechá de andá te la pega tu ompare, tu ya mentiende, quer dinero que ma dao me lo gastao con esta ente bebiendo por las noche con las tía… esto no está chulo, está un viaje guapo y ere una jartible y yo, lo siento mucho má, soy un cachondo y me siento andalú.

Post inspirado en el anuncio de Cruzcampo ‘Hecha de Andalucía’, el mismo que os dejo aquí:

Lunes, lunes, lunes…


Cansado de los domingos de resaca con estudios, las tardes de lluvia encerradas en casa, las mantas calientes que buscamos por los cajones, el sofá congelado, los cristales empañados, cansado de esas mañanas que madrugar, esos agobios por exámenes, ese segundo en el que pasa la persona que deseas caminando por los pasillos de colegio, ese recuerdo muerto de las fiestas del verano pasado, ese apagón del móvil para concentrarte, la separación de tus amigos por unos libros, cansado de la rutina.
Suena el despertador, son las siete de la mañana, buena hora para nada, la cara con cicatrices de la almohada, los ojos pegados, las sábanas por los suelos, tu ropa esperándote en el atril, tu autoestima por los suelos, tu poco apetito para desayunar y preguntándote qué haces despierto sin aún no salió el sol. Sólo ha pasado media hora y aún sigo en la cama, mientras mi madre a grito limpio te sacude de la cama, no hay ganas, hoy no es el día, ¿quién te puse el maldito nombre de Lunes? ¿qué quieres de mí?… Ropa puesta, leche bajando por el esófago, pelo repeinado, dientes limpios, todo perfecto, mochila preparada, libros con las esquina dobladas, y zapatos puesto, todo perfecto excepto esta maldita hora y este jodido día.
Tu madre pregunta, mejor no contestar, ya sabes que soy así cuando me levanto, me lavo la cara por segunda vez y las ojeras siguen pegadas bajo mis ojos, mirada caída y desganado me dispongo a entrar en el coche. La misma gente, la misma acción cada mañana, el mismo atasco en la misma rotonda, no ha cambiado nada, ni siquiera mi forma de ser. Llegas tarde pero te la suda, la puerta cerrada, momento de falsificar en la agenda, el mismo conserje que te dice en tono gracioso que no sonó el despertador, puto hipócrita, acaso ¿no duermes? ¿cómo puedes tener esa puta sonrisa a esta hora? creo que será la única sonrisa que veré hasta tercera hora por lo menos…
Hoy el día está nublado, todo calmado, en la clase ni una mosca vuela, ronquidos del mismo drogadicto de tu clase, no hay caras nuevas, mis ojos se cierran poco a poco y mi compañera se ríe de mí, hoy efectivamente no es mi día.
Suena el timbre, cambio de clase, momento para descansar, pero fallo, el fatiga del siguiente profesor está ya en la puerta esperando, jodido cabrón, ¿no meas? ¿no bebes agua? ¿eres una especie de humano del futuro? y se sienta. Repeinado, olor a su barata colonia por todo el aula, chaquetón de plumas, y gafas cristalinas deslumbrantes y encima yo en primera fila pidiendo un paraguas a gritos porque el maldito calvo está lanzando sobre mi cabeza ráfagas de salivas sólo al hablar.
Miremos el reloj, y sólo pasa una hora, en efectivo los lunes son los días más largos del año, y queda demasiado para el viernes, me quedo embobado mirando la pared y me llama la atención con la gratuita y calcada expresión de: “Qué te quedas mirando las busarañas”, jaja que gracioso el tonto de turno que no cambia de repertorio de chistes malos desde primero de la ESO, no me jodas. Pero queda mucho para que se repita, así que sonrisa falsa y sigamos la clase.

¿Por qué somos tan falsos? Un profesor suelta una broma y parece que tenemos al puto Dani Rovira en la pizarra, los pelotas de la ‘profe’ desmelenados por el pupitre y con los ojos fuera de sí, extasiados, ¿os drogáis? ¿fumáis yerba? porque no le veo la gracia, bueno sí me río de la iluminación que provoca el sol en su calva y me deslumbra, eso sí que es bueno, puto calvo. Pues recreo, se acerca el momento, en breves estará mi madre en casa con el mismo puchero de los lunes, el mismo episodio repetido cada lunes al año, las mismas ganas de que acabe ya. Somos esclavos del lunes y de la rutina, la misma puta de siempre que no quiere acostarse contigo.