La vida sigue


Vivimos demasiado atareados, demasiado preocupados por el qué será y nos olvidamos del ahora. Somos máquina guiadas por una mente inteligente que nos maneja a su merced ¿o sigues creyendo que somos libres?

No somos nadie, solo personas. Esquivamos sentimientos por miedo, por miedo al qué pasará. El amor no existe, solo es una palabra. El amor es acostumbrarse a estar con una persona, luego pasan los días y nos damos cuenta de que no era para tanto. No quiero infravalorar los buenos momentos vividos, pero estábamos cegado. La vida sigue. No pensemos que todo acaba, pensemos que es el comienzo de una nueva etapa. No nos encerremos y salgamos a comernos el mundo.

El mayor enemigo del ser humano es el recuerdo, ¿acaso sirve para algo? No quiero seguir en el mismo rebaño de conformistas y pasivos. Hoy es uno de esos días en los que pienso tomar el control de mi vida, alejarme de los recuerdos y ser quien soy. Porque nadie merece tus lágrimas, y quien las merece nunca te hará llorar.

Los mejores placeres de la vida son los más perecederos, y soñamos con llegar a un cielo donde todo será eterno. Tenemos miedo de ir al infierno y convertirnos en un alma inerte, pero ¿y si ya vivimos en el infierno? ¿nadie lo ha pensado? Vivimos rodeados de corruptos, infieles, drogadictos, violadores y un sinfín de tipos en este infinito catálogo. ¿Quién dijo que esto era la vida? Habrá paisajes preciosos pero siempre existe el energúmeno que los ensucia, habrá mujeres preciosas pero siempre existe el mal nacido que las maltrata…

Y, para rematar, siempre que nos acostumbramos a estar con alguien desaparece. Así por las buenas, sin avisar. No quiero ponerme filosófico y tampoco joder su día, lo único que quiero es invitarles a disfrutar lo que nos queda aquí porque, al fin y al cabo, solo somos personas.

 

Dar las gracias no sirve de nada


Estamos acostumbrados a vivir en un mundo en el que las acciones se agradecen, pero con simples palabras. Decir ‘gracias’ cuando alguien hace algo por ti creo que no es suficiente. Las palabras se quedan en la sombra del tiempo, las acciones permanecen en la eternidad. No es racional prometer para luego no cumplir, hablar para luego callar…

Agraciado aquel que posea el arte de expresarse, pero eso no es todo. No es suficiente demostrar hablando si lo que quieren de nosotros es que actuemos por nuestro propio pie. No es cuestión de personalidad, es cuestión de educación. No escribo para agradecer, actúo por este medio de comunicación para que sepan lo agradecido que estoy por la educación que he recibido. Mis padres.

No sirve de nada estar eternamente agradecido por todo lo que me habéis dado si luego no consigo cumplir mis promesas, si hablo para callar a la larga. Educación, valores, llamadlo cómo queráis pero me siento afortunado de tener estos pilares de los cuales yo nací. En el seno de una humilde familia, que a base de sacrificio y trabajo ha conseguido vivir más que dignamente. No hay adjetivos para calificar lo orgulloso que me siento cuando me dicen que me parezco a mis padres, en lo bueno y en lo malo… Lo digo totalmente en serio, ojalá fuera una pizca de lo que sois para mí.

Me he creído el rey del mundo, incluso llegué a contestar de malas maneras a las personas que más quiero, pero no sabéis lo que me alegro de que nunca me disteis la razón. La clave de ser una buena persona es valorar lo que hacen por nosotros, no es que me considere una de ellas pero no puedo expresar con palabras lo que siento por todo lo que hacéis a diario por mí. Dar las gracias no sirve de nada, por eso intento actuar día a día para que os sintáis orgullosos de mí, esa es mi verdadera meta.

Vendrán lágrimas, llantos, sueños rotos, malos momentos pero no desfallezcan. El mejor consejo que tú, papá, me has dado es que hay que seguir luchando por lo que queremos, mantenerse firme ante las abstinencias, esquivar los obstáculos y seguir adelante, remando a contracorriente, nadie dijo que la vida era fácil por eso os aprecio tanto. Porque sois luchadores natos, porque lleváis la rutina y el día a día con firmeza, porque esquiváis los problemas, porque vosotros no habláis, actuáis.

Es un tópico decir que se tiene a los mejores padres del mundo, pero juro que no os cambiaría por nadie, ni pensarlo. No tengo ni idea de lo que es ser padre de un hijo, pero estoy seguro que seré como vosotros, porque sois mis padres pero también mis mejores amigos. Sois grandes.

Hacemos lo mismo


Fin de exámenes, el silencio del estudio se disfraza de prostituta y nos incita a salir. Las mismas caras, la misma gente, la misma marca de alcohol en tu botella, el mismo amigo que mete la pata… El deseo de que llegue el verano nos inunda la mente y cuando llegamos seguimos teniendo quejas.

Último examen con cara de voy a comerme el mundo, escribes la primera frase mientras piensas en la borrachera que vas a pillar con los tuyos. Sales del aula y el aire que respiras es más puro que el de hace 2 horas, el día está nublado pero siempre hace un día perfecto para ser libre, incluso las mujeres te parecen más guapas.

Suena divertido y es la mejor sensación en este momento del año, pero si lo piensas llevas haciéndolo toda tu vida, una puta espiral que nos va encerrando poco a poco en forma de noches y vasos por beber. ‘Este verano será inolvidable’ es la frase más usada por todos los estudiantes aunque al fin y al cabo todos hagamos lo mismo de siempre.

Estudiamos para aprender y a la primera de cambio pillamos una botella y olvidamos un curso completo en una noche… bendito aprendizaje.

Hemos cambiado todos, las personas maduran y algunos creen ser más de lo que son. El típico gafas con el que solías divertirte a base de todo tipo de aberraciones y mofas despojando su dignidad se ha convertido en un maromo de MHYV, la típica gorda que todos odiaban se ha convertido en una belleza capaz de ponerte palote con un solo gesto, el típico chulito de clase al que todos respetaban se ha convertido en un calzonazos arrastrándose por una chica que no vale ni un paquete de patatas…

Hacemos lo mismo, pero lo mismo sigue cambiando sin darte cuenta.

 

Objetos de pasión


Ay mujeres, mujeres, mujeres… objetos de placer y amor, motivos de enfrentamiento, el capricho en persona, el problema de la mayoría, la causa de llantos y risas, mujeres, mujeres… y tan bellas que sois. Ir pensando en tus problemas y aparecer una mujer paseando… bella escultura te pulía en mi habitación, qué bien estarías en mi cama… mujeres, mujeres… Dicen que somos unos guarros, dicen que no sabemos tratarlas, y lo decís vosotras que pedís por esa boca como bebés y nosotros os lo damos…

Dicen que las agobiamos si somos cariñosos, que somos malos si pasamos de ellas, que somos empalagosos por darle besos o decirles “te quiero”, que somos penosos si soltamos alguna gracia, que somos sosos si pasamos el día serio… ¿qué queréis mujeres? ¿cuál es el tipo o prototipo de máquina protectora, fornida y perfecta a la que vosotras llamáis “hombre perfecto”? ¿quién es perfecto?… Las películas acabaron, los actores también se tiran pedos, dicen tonterías… Pobres, ilusas mujeres que buscan que piden y piden, y damos, y seguimos dando hasta que nos dejan secos…

Respeto a los homosexuales ya que cada uno es libre de elegir, pero ¡Ay Dios mío! es imposible no aceptar ni apreciar la sutileza y belleza de tal ser humano.

La figura de la mujer es la perfección natural del ser humano, bella como ella misma, y porque nos gusten mucho, ¿ya nos llamáis guarros? Si os amamos, os regalamos tiempo, sonrisas y buenos momentos…

Preciosas mías, no busquen hombres de películas, hombres fornidos en motos con chaquetas de cuero, con brazos como cabeza de niño malito, no lo busquen, no existen. Ningún hombre es perfecto, lo sabéis, pero ustedes por más que pidáis y pidáis, nos dejéis por los suelos, nos humilléis, nos critiquéis… sois perfectas.

Vosotras, mis mujeres, el capricho de todos los hombres.

Espectadores del Analfabetismo


Vivimos en una sociedad que da asco. No vengo a hablar de política, ni de muchos temas que ya nos traen por la calle de la amargura… Tan sólo vengo a comentarles mi punto de vista sobre lo que hoy se llama ‘televisión‘.

La televisión es uno de los inventos más importantes del siglo XX, sirve para informarnos, para darnos opinión sobre temas en debate, para entretenernos… Pero este artefacto se ha convertido en un cubo de basura donde las mentes menos alimentadas son las que triunfan.

En el mundo donde vivimos faltan valores, honradez y sacrificio

He venido a hablarles sobre los ‘programas‘ de televisión que me provocan náuseas, que me crean picores e incluso me ponen de mal humor; He venido a gritar mi punto de vista al estar cansado de cambiar de canal y encontrarme con la misma mierda que nos lava el cerebro.

Empecemos por una casa en la que habitan 12 individuos cuyo premio se le es otorgado al más hipócrita, retrasado y payaso que no rechista en dejar su dignidad por los suelos delante de un país. Dais asco.

Me piden que respete los gustos, pero esto sobrepasa mis límites y fronteras. Yo respeto lo que se gana con sacrificio, lucha y constancia, respeto el trabajo, el arte de hacer reír y llorar con palabras, y no con faltas de vocabulario; respeto los tipos de música desde el Jazz, el Rap y el Funk hasta la Clásica, el Pop e incluso el Reggaeton, pero jamás me pidáis respeto por algo que está en lucha con mis valores.

Borrachos, enfermos neuróticos y mentes desequilibradas son la clase de personas que domina nuestra guía televisiva. No tengo hijos, pero si los tuviera jamás dejaría que le troceen el cerebro una serie de individuos exdrogadictos y maleantes que se dedican a insultar y a cometer errores de nuestro habla en plena antena… Preferiría que mis hijos vieran porno antes que semejante atrocidad capaz de devorarle las neuronas.

Así defino el tipo de sociedad en la que vivimos, y sí, la culpa es vuestra. Es vuestra por ser espectador de la mayor crisis del país, espectadores del analfabetismo. Vivimos en una sociedad poderosa al mismo tiempo pobre de inteligencia. La televisión apagada está más bonita.

Si no, podemos seguir con el nuevo show que se dedica a pagar dinero a unos individuos problemáticos que se dedican a ir de fiesta en fiesta a base de alcohol, con una actitud prostituida y unos valores podridos. Lucha constante de mi cerebro ante tal grosería, náuseas al ver que somos nosotros mismos quienes alimentamos dicha barbaridad.

Corren tiempos de crisis, pero no nos hemos parado a pensar que la mayor crisis de todas y la más importante es la ausencia de inteligencia… y España no es que sea el alumno diez de la clase.

A veces me paro a verlo para ver quién es el más inútil o analfabeto de todos pero eso ya es perder tiempo, mi tiempo… Tiempo que uso para el sacrificio, para luchar con constancia por mis sueños, tiempo que uso para formarme como mejor persona y hacer de mí una persona inteligente de provecho, porque, queridos amigos, no hay más pobreza que la ausencia de inteligencia.

Querida mamá, desde que vivo en Andalucía…


Bandera_de_AndaluciaTengo miedo, lo siento por irme de casa sin decíos nada pero es que tenía que hacerlo, tenía que conocer Andalucía, porque aquí todo es diferente, aquí no hace falta tener modales para ser educado, aquí basta con un abrazo. Aquí no se cuentan las cosas que te han pasado sin ese aire de película, aquí se exagera, aquí mucho es una pechá, para que nos entendamos.

No critico a los madrileños, catalanes, gallegos, vascos… pero cuando ellos critican este acento es por envidia a su arte. Esta comunidad consta de pureza, de cariño, de compadreo, de risas… aquí el agua es cerveza, las lágrimas son sal, los malos momentos se olvidan en dos semanas, porque son así. Esto no está lejos de nuestro arte, esta un “viaje lejo“, aquí a las madres se les llama por “” y al padre ““, aquí el pesado es un jartible, y el gracioso un cachondo. Aquí es todo distinto mamá, aquí a los camareros o como nosotros llamamos “Barman” se les llama “jefe” o “caballero“, aquí la gente es muy distinta, tiene ese aire tan del sur y los niños no juegan a fútbol sino al “furbo“, si les digo que son catetos no se enfadan mamá, se ríen y se cachondean de mí, ups! se me está pegando el acento.

casa-salvaPues eso mamá llevo ya unos 7 meses aquí, y resulta que vine a estudiar, y aquí me ves, en un puto bar llenándome el estómago de sus aguas, su querida Cruzcampo, si esa que sale el gordo en la etiqueta. Mis amigos dicen que eso no tiene alcohol, que tiene gloria, pero no les entiendo, lo único es que me pongo muy rojo con dos, aunque ellos dicen que estoy “colorao“… Las mujeres de aquí son otro rollo mamá, su figura y sus curvas, o como se dice aquí sus “casha” o una expresión muy extraña como la de “shico empujón te daba caniha” y es que no entiendo nada pero me lo paso muy bien.

Por eso quiero que sepas, que me deje en pá iya, questo es la polla y que tustá un viaje lejo y no viaí paná, y la pechá de andá te la pega tu ompare, tu ya mentiende, quer dinero que ma dao me lo gastao con esta ente bebiendo por las noche con las tía… esto no está chulo, está un viaje guapo y ere una jartible y yo, lo siento mucho má, soy un cachondo y me siento andalú.

Post inspirado en el anuncio de Cruzcampo ‘Hecha de Andalucía’, el mismo que os dejo aquí: